TE OIGO Y TE AMO

Son ya mil momentos de amor los que hemos compartido, son mil instantes juntos y muchas palabras las que nos hemos dicho con música del corazón, lo que sentimos.

Quizás jamás dejemos de decirnos lo que nos queremos, lo que
nos amamos, lo que esperamos, el amor es así, nunca aparece el cansancio, nunca dejamos de producir magia con sentimientos.

Y yo quiero que siga así, por que con cada palabra, con cada sílaba, con cada sonido que sale de tus labios me estremezco, y aunque ya conozca tu voz -como no conocerla si es lo único que quiero escuchar- cada vez que te escucho vuelvo a temblar y me vuelvo a enamorar de ti una y mil veces.

Cuando no estás, te oigo, cuando estas te admiro, cuando no estás te siento, cuando estás te quiero abrazar.

Recítame tus poemas, tus pensamientos, que una cosa es escribir, otra escucharlos de tus labios, quiero escucharte susurrándome al oído cuanto me quieres, recítame tus anhelos, lo que esperas de mi, lo que sueñas, procuraré meterme en tus sueños y en tus pensamientos,
cumplir tus esperanzas y estar ahí cada instante.

Te quiero seguir oyendo, sumando los sonidos, guardando tus palabras en mis sentimientos, obedeciendo fielmente con amor tus anhelos.

Te quiero seguir escuchando, cuando lo hago olvido el mundo, olvido las penas, olvido hasta el olvido.

Me despido de ti, no sin antes decirte que ahora no te oigo, pero miento, grabé tus palabras diciéndome que me amas y por eso la sonrisa se quedó perenne en mi.

Deseo que llegue el momento de volvértelo a escuchar, por que
tus: “te amo”, son mi fuerza de vivir.

Te oigo, te amo(Magali Sauceda)

DIOS YO LO AMO

No logré conquistar su amor… ¡Dios! Tú lo pusiste en mi camino, permitiste que nuestras miradas se cruzaran, que nuestras manos se estrecharan, dime como olvidarlo…

¿Por qué su amor no fue para mí?

¿Por qué mi amor no logro convencerlo?

¡Dios! He llorado tanto por su amor, mi llanto se ha secado, le he dado todas mis sonrisas, le entregué mi alma; y mi alma se ha llevado, le regalé la primicia de mi cuerpo y hoy de mi nada ha quedado.

¡Dios! ¿Por qué me he cegado? ¿Por qué la distancia lo ha desalentado? ¿Por qué mis besos ya no le inquietan? ¿Por qué su voz me ha abandonado? Acaso mi error, ¿fue haberlo amado?

¡Dios! Son muchas preguntas ¿Por qué ya no esta mas a mi lado? Dime que hago con este amor, este amor que nació, creció y parece que morirá conmigo desalentado.

¡Dios! ¿Qué daño le he hecho, por qué siento que todo ha sido en vano? ¿Merezco quizá este calvario? Si es así, mi Dios, ya mi corazón lo esta pagando.

¡Dios! ¿Dime qué más sigue? ¿Una vida sin él o un eterno descanso? ¡Dios, mis fuerzas se han agotado! ¿Cómo seguir luchando?

La desesperanza me ha alcanzado. Mi corazón se esta desangrando; su desamor lo esta matando.

¡Dios! Si por amarlo, estoy pecando, entonces arráncame este amor que me esta haciendo daño.

¡Dios! ¿Que no sientes mi dolor?, que no ves que sin él mi alma esta expirando.

¡Dios! Han sido muchos mis desvelos ¿Por qué he llegado hasta aquí? ¿Por qué se ha burlado de mi tristeza? ¿Por qué no le ha importado nada de mí? ¿Por que se ha vuelto inalcanzable? ¿Por qué me duele su olvido? ¿Por qué me ha engañado?

¿Por qué en su mundo ya no hay cabida para mí?

¿Por qué sus labios ya no me llaman?

¿Por qué sus manos ya no buscan mi cuerpo?

¡Dios! Perdóname, y si a él le espera el ocaso por mí, Dios, no permitas que por ello sufra, si más tarde el arrepentimiento lo alcanza, Dios, no permitas que esto suceda, no permitas que sus ojos lloren por mí, no dejes que conozca la traición, que alguien lo lastime, no lo dejes solo, mi dolor es inmenso, mas puedo soportarlo, no dibujes en su rostro la amargura.

Dios, cuídalo y borra de su mente mi recuerdo ¡Dios! No le hagas saber cuanto me ha herido.

¡Dios! Que nunca sienta mi olvido, no le hagas sentir esta angustia, no lo abandones.

Dios, escucha mis oraciones, bendice su camino.

Dios, que mi muerte y este dolor no sean en vano, me estoy hundiendo, pero no quiero que él se hunda a mi lado.

Y perdónalo, por no tener piedad de un corazón destrozado.

Dios…

Yo en verdad lo amo.

GRACIAS

Gracias…
por estar conmigo, por ser como eres
por regalarme lo bueno o malo de ti…

Perdón…
si te he ofendido, si alguna vez te he humillado
si en algún momento…yo me equivoque…
Quiero que sepas…
que soy humano y al igual que tú débil pude ser,
pero con todo y mis defectos y errores, jamás te fallé…

Pero he de pedirte…
que me permitas amarte solo un poco…
que me permitas con tu cuerpo elevarme…
hacia el mismo cielo que hoy mi gloria es….
Que no me niegues…
la dicha de sentir tu calor, y que junto a tu ser…
disfrute del amor…que aun emana en mi piel…

Permíteme…
estar a tu lado, tomar tus labios una vez mas…
no sentir tu abandono…pues no lo podré soportar…
pues no sabes que te amo y siempre…..
TE HE DE AMAR…

QUE GANAS

Que ganas tengo de conocerte, de hacerte sonreír, de que tus ojos perfectos me miren por un instante y se roben mi sueño por las noches.

Que ganas tengo de conocerte, de encontrar en ti algo más que una caricia, de caminar a tu lado en una tarde lluviosa y con la excusa de que no te mojes, poder abrazarte.

Que ganas tengo de conocerte, de dejar de buscar en las estrellas lo que encuentro en tu sonrisa, de inventar mil locuras para poder acercarme.

Que ganas tengo de conocerte, de compartir un helado contigo, de escuchar mi nombre en tu voz, de robarte un solo pensamiento.

Que ganas tengo de conocerte, de decirte hola todos los días, de dejar de crearte en mi imaginación.

Que ganas tengo de conocerte, de ser parte de tu mundo, de mirarte a los ojos en silencio, de visitar de vez en cuando tus sueños.

Que ganas tengo de conocerte, de sin ser un día especial, sorprenderte con una flor, de saber como contentarte, después de haberte enojado conmigo.

Que ganas tengo de conocerte, de contarte mis problemas y en tu sonrisa encontrarles la solución, de simplemente sentarme contigo y tener una linda conversación.

Que ganas tengo de conocerte, de escribirte un millón de poesías con las nubes, de arriesgarme contigo y vencer el miedo a perder, de levantarme cada día sabiendo que te voy a ver.

Que ganas tengo de conocerte, de sentir tus manos, de compartirte mis sueños, de que seas parte de mis días.

Que ganas tengo de conocerte, de seguir tú camino y llegar hasta el cielo, de guardar tu mirada en un instante del tiempo.

Que ganas tengo de conocerte, de perderme en tus palabras soñando con tus labios.

Que ganas tengo de conocerte, simplemente conocerte.

Anuncios